• Home
  • Novedades
  • Reforma Laboral: algunas claves del proyecto – Parte II

Unión convivencial: la decepción del ranking "civil"

En agosto del año 2015, entró en vigencia el nuevo Código Civil y Comercial de la Nación, un conjunto de leyes que regula nuestro ser y estar en el mundo, cada uno de los aspectos que nos resultan cotidianos y que nos permiten manejarnos con naturalidad, aunque de trasfondo se trate de una cuestión profunda.

Con todo el revuelo que provocó en aquel entonces, por los nuevos derechos y obligaciones que introdujo, sorprende que ciertos cambios no hayan tenido el impacto que se esperaba. Nos referimos al caso de las uniones convivenciales. Estudio Chittó, estudio jurídico en Córdoba, te cuenta un poco más sobre este tema.

boda registro civil

Con anterioridad a la vigencia del nuevo código, ya se habían reconocido derechos de las parejas fuera del matrimonio, como la pensión del concubino o la extensión de la protección de la obra social. Sin embargo, con su actualización, el reconocimiento se da en un marco más amplio: el derecho a elegir en la vida familiar, sin quedar encerrado en el dilema de "casarse o no".

La reforma también significó un cambio desde lo linguístico, ya que pasó denominar “uniones convivenciales”, abandonando el término “concubinato” que para algunos escondía tintes de desprecio en comparación con el supuesto "verdadero matrimonio”.

A partir de entonces, los convivientes pueden registrar su unión en el Registro Civil,la cual debe ser solicitada por ambos, aunque su cese puede realizarlo una de las partes, y junto con él, también finaliza el pacto de convivencia. Éste es opcional pero consiste en un acuerdo sobre aspectos de la vida en común, como quién se quedará con el auto en caso de separación, es decir que la relación patrimonial también es acordada por la pareja mediante dicho pacto. Éste debe presentarse rubricado ante escribano público.

Cuáles fueron los resultados

A pesar de que se pensó que esta nueva situación iba a provocar que se disparen las cifras de uniones convivenciales, hace poco se publicó en diferentes medios cordobeses que entre octubre del 2015 y el año 2016, se registraron 47 inscripciones. Un número bajo para la cantidad de trámites que realiza un organismo como el Registro Civil o para el tiempo trasncurrido, si se quiere.

Sin embargo, esto tiene algunas razones que lo explican: la documentación a presentar y la limitación en cuanto al lugar habilitado ya que sólo se puede concretar en la ciudad de Córdoba

El procedimiento implica que las parejas soliciten un turno en el Registro Civil, que se presenten con testigos y luego dejen constancia de su voluntad en un Acta, la cual queda alojada en los libros de los registros civiles a perpetuidad, salvo que los convivientes decidan separarse.

Entonces, al fin y al cabo ya sea por el hecho de reunir la documentación, o la presentación de los testigos, o el temor que despierta en algunos el pacto de convivencia, desde lo estadístico, las uniones convivenciales resultaron “una decepción” para quienes creían que iban a escalar en el ranking de trámites en el registro civil.

Fuente: Medios de Córdoba

Etiquetas: derecho de familia, uniones convivenciales, Registro Civil, Codigo Civil y Comercial, matrimonio

.